19 de noviembre de 2007

Cenizas

.
.
Del sonido seco de aquella vasija
cayeron las cenizas...


y se convirtieron en parte del paisaje
las montañas las abrazaron
los ríos las diseminaron
los verdes maravillosos
las recibieron moviendo sus ramajes
al encanto de la suave brisa otoñal...


Toda la magia se confabuló
en mi última danza ....




Sigo aguardando….

6 comentarios:

Isabel dijo...

Precioso, nostágico y otoñal. Las cenizas de tantas cosas se pierden en el viento... y el polvo vuelve al polvo y la brisa sigue soplando. Besos poéticos.

http://senderosintrincados.blogspot.com

Justy Walker dijo...

Lo mismo ocurre con los recuerdos... de los cuales algunos también son siempre esperados...

Besos

celtaj dijo...

Las cenizas volvieron a la tierra de donde provenían... a la tierra que añoraban y deseaban como la matriz donde nacieron.

(.. y cuánto vas a seguir aguardando?...)

Un abrazo.

Ana dijo...

Las cenizas se funden con la tierra y el espíritu queda en nuestros corazones.

Un besazo

bellota_b dijo...

Que emotivo eso de las cenizas...son como los recuerdos...no están tangibles ,pero es un sentimiento que queda.
Besusssssssssssss!!!

Victhor de Vere dijo...

Me encantó este poema, mágico.

Perdiéndose las cenizas en la inmensidad natural, que bello.

Un saludo.