15 de enero de 2008

Momentos..

Una mariposa se posó en mi hombro,
las luces se convirtieron en estrellas,
incandescentes luciérnagas iluminaron el sendero,

Un casa pequeña se escondía
en la espesura del bosque,
dentro un espejo reflejó mi rostro,
la mirada viva,
ojos chispeantes,
una delgada silueta
cuya melena negra quería adornar...

Más años,
más secretos,
más silencios,
más alegrías,
más experiencia,
más pasiones,
más angustias,
más tristezas,
nuevos miedos,
grandes desafíos...

Una sonrisa radiante
decía que se podía..

Abrí los ojos y me encontré
en mi departamento,
en mi misma cama,
en mi habitación...

Ya no era yo,
ya no era aquel reflejo,
sólo era un instante de vida...

Un instante de brisa,
y de amanecer,
era todo...

Simplemente yo,
mucho más que yo...


PD: nada de enanos..

6 comentarios:

Isabel dijo...

¿Y qué más necesitas, cuando estás descubriendo? Sólo a ti, nada más.
Besos.

http:/senderosintrincados.blogspot.com

Ana dijo...

La grandeza de ser uno mismo, un gran privilegio.

Abrazos.

bellota_b dijo...

Conociéndote...mirar tu esencia y confiar en ella.Todo tu entorno está creado por ti…entonces solo confiar.
Cariñusssssssss...me sentí grata al leer tu relato y sentirlo mio.

Bueno ni tan mio,si es tuyo jojojjo

celtaj dijo...

Que ese instante de brisa y de amanecer logremos prolongarlo.
Porque somos los actores y de nosotros depende en gran medida, para que no se pierda en un recuerdo o una fantasía.

Un abrazo.

Justy Walker dijo...

Creo que todos tenemos dentro de nosotros lo que realmente necesitamos... aunque a veces no sepamos verlo... o sentirlo...

Besos

Gerardo Omaña dijo...

ES BELLO LEER LINDAS LETRAS.

Has clik en Regalo
REGALO