2 de febrero de 2008

Adormecida

.
.
Crucé el portal incierto,
caminé hacia un nuevo amanecer,
Mis pies cansados,
mi alma y un espíritu vivo me mantiene...

Alegrías prestadas,
caricias dormidas,
un grito desesperado
me detiene, me llama..

Cómo avanzar ahora?
El cansancio se hace intenso,
la mente olvida palabras,
emociones,
nombres,
lugares,
y me olvido de mi...

Mi danza me implora que vuelva,
mis pies están paralizados,
no escucho la música,
sólo cierro los ojos,
y en la oscuridad,
me oculto...

Un cuerpo que casi no puede,
se arrastra con la idea segura,
en que nunca se sabe
lo hermoso que se puede encontrar,
a la vuelta de la esquina...

5 comentarios:

Isabel dijo...

En eso consiste, en estar seguros de que algo especial nos espera cerca. Pese a lo que pese, es sólo cuestión de paciencia y de fe... sólo.
Besos.
http://senderosintrincados.blogspot.com

Gerardo Omaña dijo...

Ya pronto reirá el sol en tus balcones y un relax asomará a tu cuerpo.

Un beso para tu alma.

Ana dijo...

En el futuro está la esperanza y en el presente la vida.

Espero que cada amanecer te regale una bella sonrisa.

Besos ilusos para tus magníficas letras.

bellota_b dijo...

Claro Autentica...el amor,las esperanzas,los destinos se trazan de ganas...a la vuelta de la esquina puede estar todo y nada.Solo es cosa de querer avanzar y no haberse quedado en el intento.

Un beso mi niña...me voy de vaca...a la vuelta nus vimussssss!!! ¿ia?

Justy Walker dijo...

Esa es la magia de la vida... que nunca sabemos lo que nos deparará... y que mientras estemos vivos, y por muy cansados que nos encontremos, la esperanza nos hará seguir adelante...

Besos